¿Sabías que solamente se han reclamado el 30% de las cláusulas suelo que se han producido en nuestro país? Esto nos hace ver que el desconocimiento por parte de la sociedad es bastante importante. Y es que, aunque no lo creas, para muchos es difícil saber si se tiene la cláusula suelo en la hipoteca. Y, como sabemos que puede resultar complicado, así que te contamos todo lo que necesitas saber para poder localizarla en tu hipoteca y, por supuesto, te contamos cómo puedes calcular tu cláusula suelo en nuestra calculadora especializada. En muchas ocasiones, te aseguramos, que la cantidad es importante y, además, es una cantidad que te pertenece por ley. Así que, ¡atento!

Preguntas y respuestas

Con dudas sobre la clausula suelo? Aqui van unas cuantas respuestas

¿Qué es la cláusula suelo?​

La primera pregunta es obligatoria. De hecho, sois muchos los que directamente no sabéis qué es. Pues bien, la cláusula suelo es (valga la redundancia) una cláusula que está escrita en muchos contratos hipotecarios y que establecía un interés mínimo que había que pagar en las mensualidades de la hipoteca.

Este interés se ha dado, sobre todo, en las hipotecas firmadas entre los años 2001 y 2012. Según lo establecido en la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 21 de diciembre de 2016, son las entidades bancarias las que deben devolver a los clientes las cantidades que se hayan pagado de más a causa de esta cláusula que te comentábamos.

¿Por qué ha sucedido esto?

Está cláusula era incluida por los bancos en los contratos de las hipotecas y, en ella, se vinculaba el Euribor a otro tipo de referencia que no dependía de la evolución del mercado. Por ello, el cliente debía de pagar un tipo de interés mínimo que es el causante de esta cláusula suelo.

¿Que pasó? Que en el momento en el que el Euribor cayó, las cuotas hipotecarias no bajaron de la misma forma, así que, ese porcentaje seguía siendo pagado sin haberse rebajado. En definitiva, que los hipotecados no se habían beneficiado de esta caída del Euribor a causa de ese interés fijado.

¿Cómo se si tengo la cláusula suelo en mi hipoteca?

El primer paso que tienes que dar es localizar la cláusula en sí en tu escritura del préstamos hipotecario. Ojo, no nos referimos a la escritura de la propiedad, nos referimos a la del préstamo. Esta cláusula tiene que estar incluida en el apartado que evoca a las condiciones financieras de tu escritura.

Es aquí donde se muestran los intereses o los plazos de amortización. Eso sí, no tienes que buscarla como ‘cláusula suelo’ ya que no viene especificada así. La tendrás que buscar con la frase ‘Límites a la aplicación del interés variable’, ‘Limitación al tipo de interés’, o ‘Tipo de interés mínimo’. Aquí, verás que aparecen una serie de líneas y, en ellas, debe aparecer un interés. Este interés es el que delimitará la cláusula suelo y por el que tendrás que hacer la consulta.

Otras manera de saber si tengo cláusula suelo

También puedes conocer el dato a través del recibo del banco en el que se muestra el tipo de interés. Eso sí, aquí es más complicado ya que te deberás saber si ese porcentaje del tipo de interés supera el valor del Euribor más el diferencial. En caso de que sí que lo haga, es que tienes cláusula suelo.

Por último, tienes la opción de hablar con el banco con el que tienes la hipoteca. Debes saber que ellos tienen la obligación por ley de decirte si dispones o no de está cláusula suelo. A partir de ahí, también tendrán que darte las pautas que tienes que seguir para poder tener la devolución.

¿Cómo se si tengo la cláusula suelo en BBVA, La Caixa, el Santander o Bankia?

Lo primero que tienes que tener claro es que todos y cada uno de los bancos, sea cual sea, tiene la obligación de anularte está cláusula de los contratos y, por tanto, recalcular las amortizaciones y, en última instancia, devolverte esa cantidad desde que empezaste a pagar tu hipoteca. Debes saber que el BBVA ha sido el banco más afectado y ha tenido que devolver hasta la cantidad de 400.000 hipotecas. El que menos ha tenido que ‘sufrir’ por ella ha sido el Santander. Aun así, ya te comentamos que han sido muchos los afectados de todas las entidades bancarias. Nuestro consejo es que optes por preguntar directamente a tu banco o bien, te pongas en mano de profesionales para poder recuperar justo lo que te pertenece. Y, además, te recomendamos que antes de firmar nada preguntes sí o sí a tu abogado de confianza para asegurarte de que estás recibiendo lo que te pertenece y no menos.

¿Cómo puedo reclamar la Cláusula suelo?

Aquí viene la complicación. Todos estos gastos tienen que reclamarse de forma judicial. Es decir, tendrás que iniciar un procedimiento para que la entidad financiera en cuestión te devuelva lo que es tuyo. Debes saber que, por lo general, todos los procedimientos suelen ser favorables para el cliente. De todas formas, antes de empezar nada, pregunta a tu abogado o asegúrate bien de que te pertenece la devolución. ¿Es necesario comenzar un procedimiento judicial? Lamentablemente sí. Ojo, no es obligatorio, pero los bancos no suelen poner las cosas fáciles. De hecho, es muy complicado que accedan a devolverte la cantidad si antes no han contado con una orden de un juzgado. Así que, sí. La forma más eficaz para tener tu dinero de cláusula suelo es esta.

¿Hasta cuándo tengo de tiempo para reclamar mi cláusula suelo?

No hay límite de tiempo para poder pedirla. No tiene ni tiempo de prescripción o de caducidad. Lo que es tuyo es tuyo. Es más, ni siquiera influye el hecho de que ya hayas amortizado todo el préstamo de tu hipoteca. Si tenías la cláusula suelo incluida, es tuya.

Simulador cláusula suelo

No es un cálculo sencillo y, justo por eso, hemos preparado para ti un simulador con el que podrás hacerlo por ti mismo para que puedas saber cuánto dinero te pertenece en esa devolución. El cálculo se obtiene calculando la diferencia de cuotas que hay entre las que sí tienen la cláusula suelo y las que se tendrían que haber pagado sin ellas. Además, también tendrás que realizar un recalculo de la cantidad todavía pendiente de pagar para que no se aplique ya esa cláusula y, por tanto, ese tipo de interés. Como te decíamos, puedes hacerlo fácilmente en nuestra calculadora de la cláusula suelo. Te damos la oportunidad de poder sacar el importe sin que tengas que calentarte la cabeza. Con ese importe, podrás acudir ya a tu abogado e iniciar los trámites pertinentes para recuperar el importe de la cláusula suelo.